lunes, 23 de marzo de 2015

domingo, 16 de noviembre de 2014

la raza humana: origen glorioso, misión y destino

Desconocemos el origen glorioso de la estirpe a la que pertenecemos. A la que estamos siendo llamados.

 La antigua raza de los hombres, los formados de barro y aliento divino. Coronados de gloria y de honra –dice el Salmo-, señoreaban sobre todo lo creado. Luego, en la era de la oscuridad se degradaron –ellos y su hábitat-, cedieron su poder y el hilo de plata se rompió…

Y ahora, los que ahora responden al llamado de un Señor, el Hijo del Hombre, el Nuevo Adam. Los que toman el legado con dignidad recobrada: el antiguo mandato de gobernar la tierra y hacerla fructificar, de retornarla –y de retornarse- al diseño de origen. El Hombre, sanada su herida de soberbia, perdonado, otra vez desnudo y sin miedo, de pie sobre la tierra, consagrado a una misión sagrada.

 El Hombre Nuevo con que todas las ideologías soñaron. El que por fin diera a la medida. David el antiguo héroe, vislumbró la medida: un poco menor que los ángeles. Nadie duda del brillo luminoso de un ángel…. acaso así descubramos que nuestra gloria debería ser solo un poco menor. Acaso pensar en poder bancarnos el peso espiritual de ser portadores de un mandato difícil y arriesgado. Se trata de un Reino que está siendo recuperado. De representar a un Señor que desafía a los poderes actuales del mundo y reclama poder regenerar la raza, reparar el planeta y darle una cultura restaurada. Todo sometido a su dominio. Una empresa monumental que abarca una estrategia de miles de años y demandó un costo extraordinario.

Varones y mujeres, despertados a su real linaje, pueden libremente asumir su papel en tamaño plan. Se narra la escena en Hebreos: Ante un Rey que nos inicia en su corte, rodeados de una multitud de testigos: seres luminosos, antiguos héroes que nos precedieron en la epopeya…arrodillarse ante el amoroso llamado, tomar la nueva identidad y luego erguirse en un compromiso heroico, de quien encuentra su poder y hace una elección. La demanda es alta, el riesgo enorme, y habrá que pasar por fuego lo mal aprendido, la actitud posmoderna, amoral, servil por un plato de lentejas, del éxito solitario; y la actitud gregaria, religiosa, de rebaño, ingenua y escapista. Habrá que sujetarse a un código de Honor, de esos que se fraguan ante el fuego divino, donde Damas y Caballeros pactan su virtud, los valores que guiarán su propósito vital en la gran empresa. La valía y el poder, sacerdocio y realeza. Templanza, prudencia, coraje, justicia, no para salvar el alma propia de algún infierno, sino para sanear lo contaminado, enmendar lo torcido, defender al débil… ponerse como sal en medio de la corrupción del sistema, llevar la luz denunciando la estrategia de los poderes oscuros.

 Guerra Cultural, se dice ahora. Eso de vivir anticipando y de anunciar en la sociedad, valores y prácticas que actualmente el sistema excluye, combate o ignora. La matriz infernal, la telaraña que como un velo cubre a los hombres será finalmente derrotada, en este planeta y en esta historia… que venga aquí Tu Reino, piden los leales al Restaurador, aquellos que buscan gloria y honor –decía Pablo de Tarso- Insuflados de fe, esperanza y caridad…como hermandad de Quijotes en los campos de la Mancha.

miércoles, 2 de febrero de 2011

la matrix

LA MATRIX

En sus orígenes, la humanidad vivía conscientemente inmersa en una sola Realidad.
El libro de Génesis cuenta de aquella realidad con dos caras: Lo limitado al espacio-tiempo de lo creado, y lo trascendente del creador. La esfera del universo físico creado, aprehendido por los sentidos, y otra esfera mayor –que incluía a la anterior- dadora de propósito y de sentido. Era una existencia integrada, abierta a lo divino, y en un primer momento sin dualismos griegos. No había imágenes. Todo era real-presentado. Nada era re-presentado.
Es difícil entender hoy, aquella experiencia del hombre en la Totalidad, donde no hacían falta intermediaciones entre ambas esferas. ¡Era innecesaria la Religión! (16).

Victor Vasnetsov-the-bliss-of-paradise-1885-fresco-cathedral-of-st-vladimir-kiev-ukraine

Existió coherencia entre ambas esferas hasta la rebelión. Pretender ser como Dios significó ante todo salirse de sí, la vasija de barro queriendo ser alfarero, ya no fue ni lo uno ni lo otro, allí se perdió la condición de Humanos plenos, la experiencia de Totalidad de Sentido que nos unía a Dios y al resto de lo creado, se rompió la inseparable coherencia que ambos dominios tenían en la estructura de la realidad, la cual se volvió dual. Al disociar conciencia de conducta, nuestros primeros padres inventaron el dualismo (13).

                                                                                    Lost Paradise- de John Martin (1824) para El Paraiso Perdido, de John Milton

La existencia quedó reducida a lo temporal, lo inmanente, lo particular. Lo perdido se transformó en lo trascendente, lo Universal, lo totalmente otro, ahora inaccesible salvo por alguna experiencia (14) religiosa.
La genialidad de Platón fue poder pensar esa escisión y visualizarla en su famosa analogía de la caverna: cada elemento del mundo o experiencia del ser humano no es más que una pobre sombra de lo verdadero-real, que existe, pero en otro plano perfecto e inaccesible. No vemos más que una  imagen de las cosas, proyectadas por la luz de un fuego encendido, en la pared de la caverna que habitamos y de la que no podemos salir. Hoy en día, la exitosa industria del cine de Hollywood apela a lo mismo: nos muestra por un rato, en imágenes, un mundo alegórico de la ilusión y el ideal.

La brecha generó una tensión vital, que la humanidad intentó resolver de variadas maneras. Al dar la espalda al Dios creador (a), al dejar de mirarle para comenzar a auto referenciarse… ¿cómo se llenó el vacío metafísico generado al faltar la esfera mayor? Pues imaginando pseudo dioses, formas simbólicas idealizadas, ese vacío se llenó con…Imágenes: Dioses de la naturaleza, el dios Sol, la madre tierra Gaia, todo movido por un ciego destino. Mas tarde fueron los dioses olímpicos griegos, fuerzas culturales invisibles e idealizadas. ((La tragedia griega fue que ni aún esos seres formidables podían contra La Moira el destino ciego que decretaba la muerte física para todos los hombres. La tensión no resuelta entre la materia que decae versus el alma y la armonía de los seres ideales, fue la expresión griega de aquel dualismo primitivo. Esa tensión de la filosofía helénica, luego lamentablemente penetró en el cristianismo a partir de Constantino y terminó siendo sistematizada por la escolástica en la iglesia medieval.

Volvamos al inicio: mientras el referente superior era Dios-Creador, el ser humano tenía la primacía sobre la creación, el mandato y el poder de gobernarla. Pero al colocar sobre sí elementos de esa creación (fuerzas de la naturaleza, dioses impersonales o limitados, objetos-ídolos fabricados), el hombre se colocó debajo de ella. Se dejó encerrar por ella. Puso sobre él algo inferior a sí mismo. Ahora es La Naturaleza, la nueva esfera que envuelve al mundo del hombre. La realidad natural -accesible por los sentidos  a través del método de la ciencia o de las religiones- es la pantalla y el marco de referencia donde se proyectan las imágenes. Un ámbito de poder simbólico –antes inexistente- que lejos de liberar o expandir al hombre, lo limita, sojuzga y separa del Creador. No fue con Nietzsche cuando “matamos” a Dios sino en aquel primigenio error… y en la misma jugada caímos nosotros y nuestro universo entendible se formateó: se llenó de imágenes que nos re-presentaron la nueva realidad ideológica.

Los célebres autómatas de bronce, de Herón de Alejandría (50 d.C.) que “apagaban el fuego del altar automáticamente mientras música fluía de un complejo órgano hidráulico sin organista, las pesadas puertas del templo que se abrían y cerraban solas… todo movido por vapor de agua a presión y engranajes de madera, ocultos en los sótanos del templo. Tiempos donde la Mecánica y la Matemática eran tema sacro: sólo se quería comprender la eficacia de lo divino. Las representaciones religiosas y la técnica mostraban la existencia de los dioses. También hay que decir que los sacerdotes eran, como los reyes, los grandes clientes de los mecánicos de la época y les tenían prohibido divulgar estos secretos a los no iniciados” (m).La maravilla y el misterio del servicio religioso cumplía así su función de imagen.
Mecanismo oculto de las puertas del templo. Herón de Alejandría, (c. 20-62 d.C.)

Tampoco los hebreos, soportaron la tentación, y a su tiempo quebrantaron la expresa prohibición a las imágenes. La furia de Moisés con su pueblo al bajar de la montaña y luego, el culto a Baal y el sacrificio de niños en la tierra prometida, la elaboración del Talmud en Babilonia, alejaron a Israel de su novedad de origen. El pueblo elegido para retornar al origen, terminó formateado como el resto.

Tampoco los cristianos soportaron la tentación. En la iglesia institucional, conforme se iba introduciendo la mirada helénica, se comenzó con la devoción a las reliquias de los santos y se terminó atribuyendo poderes milagrosos a las imágenes, aceptadas como parte del culto en el Concilio del año 692. En el año 726 comenzaron las Guerras Iconoclastas de la Iglesia Bizantina: Papas y Concilios condenaron o bendijeron a sangre y fuego, las imágenes. La contradicción y la grieta llegaban así al paroxismo total. La guerra un día terminó, pero el problema de fondo sigue aún irresuelto. No se trata del problema de la estampita de un santo, sino del marco teológico y del sustento filosófico que está detrás.
Imágenes. Cada una de ellas fue un video-ladrillo más en el muro que separó al Hombre de la Plenitud que desde entonces añora. Con sutileza diabólica se alentaba la construcción del blindaje producido por y para los hombres. Y cual caja de Pandora la construcción de imágenes nunca cesó, al punto de que ahora vivimos saturados de ellas; anestesiados en una Realidad cerrada, producida, mediatizada y virtual. Nuestro “techo” ya no es el cielo de Dios, sino la nube de satélites en órbita que nos devuelven nuestra propia imagen; donde ya no existen fundamentos últimos ni certezas categóricas. Todo es opinable y relativo. Mera construcción humana. Aún la religión pierde su fin de re-ligar al hombre con lo sagrado. Ahora es solo pensamiento mágico en dosis comerciales de autoayuda. El hombre tecnológico no forma parte de la realidad, sino que la construye, tallando su propio ídolo, auto encerrándose.

La actual, es la Cultura de la Imagen, pero no imagen estática, solo reproducción o copia, como en siglos pasados. Miles de mega-carteles publicitarios, gigantografías en las calles, infinidad de propaganda en diarios y revistas, la programación basura y claramente tendenciosa de la TV, las célebres “bajadas de línea” en la industria del cine… imágenes que reemplazan a los antiguos dioses griegos de mármol y a los símbolos imperiales romanos y fascistas mas recientes; se nos presentan como totalidad de sentido, y por simple repetición se acrisolan como paradigma y molde de pensamiento. Pero hay más:
La tecnología ha posibilitado que la nuestra sea una Cultura de la Imagen Virtual.
Cualquier foto impresa, o escena de TV o cine puede ser digitalizada, enmascarada y modificada; acompañada generalmente por una voz en off que introduce en nuestros oídos “el relato” para que veamos lo que el editor quiera. Esto produce una sensación de “realidad” que engaña nuestra percepción. "Realidad aumentada" se llama ahora. Antes la magia era territorio de magos e ilusionistas profesionales dentro de un teatro, ahora la ilusión ocurre “en vivo y en directo”, transmitida por CNN a todo el planeta y reproducida en millones de pantallas y monitores como si fuera lo real, esto es lo peligroso. Justo ahora cuando los grandes Medios de comunicación responden a grupos concentrados de poder, que seleccionan, recortan e instalan –a su propia conveniencia- un mismo mensaje por diferentes medios.
En la antigüedad, las Imágenes eran administradas por el hechicero de la tribu, o alguna casta sacerdotal, que detentaban el poder simbólico y definían la ideología oficial. Pero siempre se trataba de un fenómeno local, no hegemónico; y existía la posibilidad de contrastar con otras culturas y saberes. Ahora, los ministros de la Imagen Virtual son profesionales de la propaganda, burócratas al servicio de un poder internacional, tecnócratas del diseño y la fabricación del consentimiento social, a escala global. Siempre se trata de instituciones pseudosecretas, digitando el sentido, copando el ritual; antes en un templo en alguna colina, ahora en el cyber-templo de los Medios de Comunicación.

El ejemplo supremo es lo que se vio en las Torres Gemelas: solo se trató de una “realidad mediatizada”, un gigantesco montaje escénico para convencernos sobre unos supuestos terroristas, desviando nuestra atención de los verdaderos perpetradores de esa matanza por petróleo, dólares y poder global. El verlo en directo por TV lo tornó creíble. Solo un experto en demolición controlada o quien domine las leyes de la física puede descubrir el fraude a simple vista. La gran mayoría sigue creyendo la edición que sus ojos y oídos recibieron. El medio se transforma (diría McLuhan) en mensaje.
Es un ejemplo supremo pues cuando alguien examina los hechos y comprueba la brutal estafa, ya nada vuelve a ser lo mismo, le ocurre un cambio de paradigma global. Su visión primaria o ingenua sobre la realidad cambia para siempre. Es por este motivo que algunos retroceden ante la evidencia de este sádico engaño y se niegan a sacar conclusiones, como quienes en la época de Galileo se negaban a mirar por su telescopio.

Ya todos sabemos que lo que no aparece en los medios, “no existe”. El pequeño detalle es que los grandes medios pertenecen y/o son controlados por una minoría, sí, una minoría corporativa con intereses precisos y alcance planetario (e). Una minoría decide qué “existe” para el resto, escriben la historia. Saturan con su “verdad” y distraen sobre lo realmente importante. La atrocidad, el engaño y la manipulación ya no tienen límites. Es control social por los sentidos, casi sin fusiles. El Mal deja de ser algo abstracto, esporádico y caprichoso, se comienza a develar su intención manifiesta, su voluntad, paciente y fría, oculta en el doble discurso de la ideología actual, como una serpiente.
Esos miles de bombardeos diarios se introducen por los cinco sentidos y flashean nuestra mente con un único mensaje: aceptemos al nuevo dios de esta cultura: El Mercado. Ser es tener. No mas sujetos, todo es objeto y objeto de deseo. Consumo compulsivo por inducción. Consumir o ser consumido (el darwinismo social va triunfando). La codicia es la carnada y el látigo el miedo. La muerte, el temor a ser muerto funciona como instancia última de disciplinamiento para posibles disidentes. El ser humano pasa a ser también mercancía. Todo tiene un precio, fijado por una ley que está por encima de las Constituciones Nacionales: la ley ciega de la oferta y la demanda. Un mercado global para el que ya se planea una moneda y un gobierno confederado mundial.
Ejemplos:
1) Las niñas a la venta, como esclavas sexuales, desde el lejano Nepal a la ilustre Suecia valen hoy 20 dólares c/u.
2) En las Naciones Unidas hay Papers sugiriendo seriamente dejar actuar nuevas pandemias virales para reducir ciertas poblaciones, y así “optimizar los recursos del planeta”.
3) Cada minuto mueren 15 niños de enfermedades curables y abortos provocados, y cada minuto se gastan 3 millones de dólares en armamentos. En este solo día de hoy son 4.320millones y 21.600 niños.
Ver llorar y morir tantos niños sería insoportable. Los grandes medios tapan la realidad con otras imágenes distractoras. No imaginamos que esto suceda realmente.

Miremos el planeta. ¿Vemos gobiernos, banderas y fronteras? ¡Lo que vemos ya no es lo real! Ya no hay gobiernos soberanos, el Mercado (controlado por una pequeña plutocracia global) rige y manda. Los altos políticos de cada país solo gestionan mandatos impuestos, superiores a ellos mismos; no responden –ni pueden- al mandato de sus pueblos como pide la teoría democrática. La raza humana vista desde arriba, está de rodillas frente a Mammon (b). El gran titiritero infernal nos cosifica. Nos aleja de nuestro destino glorioso. Nos engaña ofreciéndonos la manzana de un Sistema globalizado en imágenes distractoras que ocultan las garras de su dictadura mundial; y nos vende como real lo virtual. Espejitos de colores nos fascinan 24 horas por día: La MATRIX.


En Romanos 1:18-25 Pablo de Tarso describe cómo empezó este proceso que es viejo como el mundo: termina diciendo “y los hombres cambiaron la gloria del Dios inmortal por imágenes que eran réplicas del hombre mortal, de las aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” De la Gloria directa que disfrutabamos en el Edén, al frío de los ídolos.Mas tarde, de re-ligión iconoclasta (11), sin imágenes; a religiones fetiche, de consumo.
La idolatría separa a Dios del corazón del hombre y lo reemplaza por una creatura. Absolutizando lo relativo se deifica lo creado.
Por pura maldad egoísta se obstruye la verdad de Dios revelada en la creación, y se la cambia por lo creado-producido por el hombre, ahora autónomo; réplicas, imágenes, cosas tecnológicas. No solo objetos fetiche de consumo sino también la producción ideológica que hoy tiene alcance global y es controlada por una minoría: estructuras religiosas, políticas, intelectuales, tradiciones humanas sobre la supremacía de razas o clases sociales, opinión pública y moral aceptada, la idea de democracia –tan inocente por cierto-, organismos supraestatales de crédito y comercio financiero. Soberanas estructuras de poder que se supone eran para servir al hombre, terminan haciéndolo esclavo y siervo.
“...adorando y sirviendo a los seres creados antes que al Creador”.
Como dice Eduardo Galeano, queda “el hombre al servicio de las cosas”. El hombre reducido a menos que hombre (8).

Pero se nos da en la historia una primera salida.
La novedad entregada al pueblo de Israel a través de Moisés es la llave maestra de liberación frente a todo sistema o régimen opresivo: “no te harás imagen… ni la servirás” (Dt.5:8-9). No te arrodilles, no te pongas debajo de nada que fabriques o imagines. Ninguna obra ni ideología humana es mayor que ningún ser humano.(17) ¡Esto es totalmente revolucionario!! Mientras Israel vivió así, fue un pueblo atípico, de pie e invencible.


Esta Matriz ilusoria hace agua por algunos lados. No puede ser auto demostrable ni redundante porque no es un sistema cerrado. Desde afuera y desde arriba vino el golpe de Gracia. Un sencillo hombre de Nazaret retomó su vida cuando el Sistema se la había quitado: los poderes político-religiosos se vieron amenazados y aplicaron su disciplina. Pero el Mesías resucita y quebranta así la soberanía de estos poderes. Además de una sagacidad, costo y amor increíbles; fue una operación político-ideológica-militar como bien se ocupa de señalar Pablo (c) y de minimizar la teología oficial. Abrió una brecha en el blindaje, y los que estábamos sujetos a servidumbre por temor a la muerte, por miedo a ser fagocitados; podemos ponernos de pie, tras El. Por eso se le llama Señor o Jefe supremo, por la hazaña que realizó… “anulando los decretos que nos eran contrarios, despojó a los principados y potestades, triunfando sobre ellos en la cruz” (Col. 2:13-15), “les quebrantó sobre todo el poder de la ilusión, su habilidad para convencer a los hombres, de que ellos -los poderes- son los buenos regentes del mundo” (f).

           Resurrección de Cristo: aplasta las puertas del infierno y rescata a Adam y Eva y con ellos a la humanidad. Iglesia de Chora. Turquía.

Por esto, cada persona que pone su fe en Jesucristo –no en una institución- la pone por fuera del sistema (seremos conscientes de eso?). La salvación, de la realidad y de su realidad, es posible y se inicia por la acción temeraria de Cristo, una brecha abierta en la Historia y en la Cultura. La salvación No es solo una justificación legal y técnica para pecados y culpas como dicen nuestras teologías. Es un doloroso proceso donde –dicho en lenguaje actual- hay que reprogramarse. Dicho en lenguaje del Reino, el ser humano se convierte (presente continuo), y reconvierte su entorno. Su mirada y su práctica cambian. Abre su mentalidad a una nueva realidad, abierta en horizontal y vertical. Lo real ya no es “lo dado”, lo que “es”; sólo “está” así, desvirtuado en su actual imagen. No hay determinismos ni fatalismos. Ya no lo empujan el azar, el ciego destino, la biología, las estadísticas, los Mass-media o los poderes de este mundo. Puede ponerse de pie y actuar. Develando, desenmascarando lo real. Ser cristiano pasa a ser una clara opción política en contra del sistema, en contra de los poderes del Mal (k).
Ahora la realidad mediática puede ser contrastada (y esa es la tarea) con otra trascendente. Vivir bajo las consecuencias de esta matrix, pero con códigos y prácticas que la superan. El pensamiento único tiene fisuras por donde vislumbrar –en esperanza- la realidad más plena que nos acontecerá en el futuro. Vivir pequeños momentos de anticipación, de fulgor de gloria. Cada pequeña comunidad en contracultura es un desafío al Sistema (d). Una prueba de su debilidad. La vida de la iglesia debería ser una muestra de que los poderes han sido vencidos (g), dando la batalla religioso-cultural, no contra las personas sino contra los poderes a que ellas obedecen (h). Donde “lo real” está en construcción, en proceso de restauración; donde lo real es también, lo que está en germen, lo que llegará a ser. Surge la esperanza. Que mientras un niño sonría, nos acompañará la Gracia.


Nos queda una gran tarea.
Superar el espejo de la autoimagen, el mirarse al ombligo referencial, que produjo esta gran mentira del auto-encierro. Pablo (que no conocía el término Matrix ni la era cyber) lo describe como que la mente se embotó y un velo oscurece y cubre el corazón de los hombres.
Otra vez Pablo nos indica el proceso: dice “no se amolden al sistema actual, renueven la mente” (1) pues ¿cómo? ¿Cómo se retorna a ver y conocer la gloria de Dios perdida, al cual no podemos alcanzar con nuestros sentidos embotados? (9). Si sólo percibimos imágenes...
Respuesta:
“ver la luz…de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2). “la gloria de Dios resplandece …en el rostro de Cristo” (3).
Así se quiebra el poder de la Matrix. “Cada vez que alguien se vuelve al Señor, el velo es quitado” (5). Hasta mi propia idea de Dios debe ser rota, como mínimo cuestionada permanentemente. El es el gran iconoclasta (10). El “Soy el que soy”= innombrable, el no-imaginable, el no representable, la devoción al Di-s sin imagen, que no cabe en ningún panteón sagrado, inmanejable. Quien se arrodilla ante él, queda liberado de postrarse ante nada más… y queda por el mismo acto en conflicto con cualquier poder que exija sumisión o pleitesía.
Solo el Señor quiebra el velo de mi rostro, para que pueda ir develando otra vez, la realidad completa. Ya no me veo objeto, sino sujeto, agente responsable en la reconversión. Las instituciones religiosas judías y cristianas, que agregan a la revelación, la tradición de los hombres, haciéndolas equiparables; deberían volverse hacia el Dios iconoclasta, para que quiebre el velo de sus construcciones (12).

Luego la orden es “a ser transformados según la imagen de su Hijo” (4). ¡La única imagen no producida por nosotros los hombres!
“Así nosotros, con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la Gloria del Señor, somos transformados (gr. Metamorfosis) a su imagen (semejanza) con más y más gloria” (7). ¿comprenderemos el alcance de esto? Debería haber una dolorosa metamorfosis dado que estoy-estamos incluidos aún en la matrix; por eso la experiencia de los místicos, la mediación de los profetas, la necesaria fe, la comunión con otros, para vislumbrar a tientas, como en un espejo, algo de la esfera perdida. Este movimiento generalmente se malinterpreta: no es que busquemos ver a Dios (eso sería imagi-narlo, otra construcción religiosa humana ); sino que hay una previa acción de El, quien “hace brillar su luz en nuestro interior” (15), es llegar a sentirnos mirados por El, lo cual ya es mucho decir.
Y vernos los hombres en esta nueva identidad. Antes éramos constructores de imágenes, ahora somos portadores de la Imagen del Creador. Ello produce necesariamente libertad (6). También debe producir el alineamiento gradual a su plan estratégico, reunir Todo lo creado bajo su mando y restaurar la esfera perdida. La Matrix ha sido vulnerada, el blindaje roto.
El futuro es de Él.

------------------------------------------------------
Notas:
(a) Jer. 32:33-39
(b) Mammón: Dios del dinero. “El poder real de las decisiones económicas ya no pertenece a los Estados. El flujo de dinero virtual puesto en la timba financiera de bancos y fondos de inversión es hoy 10 veces mayor al PBI de todos los países del planeta juntos, y casi 100 veces mayor a todo el comercio mundial anual”. A Salbuchi “El cerebro del mundo” Ed. Del Copista, pág. 121-122.
(c) Colosenses 2:13-15.
(d) Comunidad en contracultura, entiéndase no como anti sistema, ya que atacándolo o reformándolo, se sigue siendo parte de él (esta es la trampa de las síntesis dialécticas). Sino como alternativa superadora, basada en una realidad superior al Sistema.
(e) A. Salbuchi, óp. cit. Pág. 296
(f) John Yoder, Jesús y la realidad política, Ed. Certeza, 1985.
(g) Efesios 3:8-11.
(h) Efesios 6:10-18. No es atacando, eso lo hará Jesús en su regreso glorioso. Sino con armas de defensa, estar firmes, no dejándose seducir. No prevalecerán. Que sea la iglesia esa sociedad restaurada que anticipa un nuevo orden social, esperando a quien es digno de tomar el poder y desatar los rollos de la Historia.(Apocalipsis de san Juan).
(k) algunas comunidades van tomando conciencia de esto: en 1976 la Ig. Metodista Unida publicó una orden para el servicio bautismal donde se le pregunta al candidato: ¿renuncias a la esclavitud al pecado y a las injusticias de este mundo? Nueve años mas tarde la ig. Presbiteriana lo formuló así: ¿renuncias al mal, y a su poder en el mundo, que rechaza la justicia y el amor de Dios... ¿renuncias a los caminos de pecado, que separan de Dios? Justo González “Retorno a la historia...” ed. Kairos Pág.200. Ya no es solo el tradicional Crees en tal o cual cosa, sino afirmar si se rechaza, se renuncia y se asume algo nuevo.
(m) Walther Kiaulehn “Los ángeles de hierro”,2º edición española.
(1) Ro.12:1-2
(2) 2Cor. 4:4
(3) 2Cor. 4:6
(4) Ro. 8:29
(5) 2Cor. 3:16
(6) 2Cor.3:17
(7) 2Cor. 3:18. La traducción literal del texto griego de Nestlé dice: “..en la misma imagen vamos siendo transformados de gloria en gloria..”
(8) Dice H. de Lubac, en “El drama del humanismo ateo”: … “allí donde no hay Dios, no hay tampoco hombre”. Madrid 1990, p.20.
(9) Ya que el dios de este siglo literalmente nos segó este entendimiento (ver 2Cor. 4:4-6). Por otro lado a Dios nadie le vio jamás (Jn.1:18) sólo el Hijo puede revelarlo.
(10) C.S.Lewis, Una pena observada, 1988, p.64.
(11) Iconoclasta: del gr. Eikon: imagen, y klao: romper.
(12)Los judíos agregaron a la Torah, el Talmud; y los cristianos agregaron a La Biblia, el Magisterio de la iglesia, dándoles caracter sagrado.Llamativamente, cuando las religiones equiparan revelación y tradición humana, se vuelven férreamente jerárquicas y fanáticamente constructoras de templos. Por necesidad ontológica. Y dios sigue avisándonos que no cabe en ningún templo.
(13) Al principio el hombre era un "ser, almático", la corporiedad y la subjetividad integradas, era un “alma viviente” unificado y coherente(ver Génesis). Luego el hombre empieza a concebir su existencia como escindida entre un cuerpo material perecedero y un alma racional inmortal. Las religiones dan forma al nuevo credo: ahora el hombre “tiene” un alma. El cambio de paradigma es total. El alma pasa a ser la “forma” eterna del cuerpo “materia”, y puede existir sin él. Esta escisión madurada por la filosofía griega se correspondía con la batalla entre un principio divino de luz y un principio malo de oscuridad, del zoroastrismo persa. Raíces de la Cultura. Herman Dooyeweerd. Ed. Clie, pág. 116.
(14) experiencias oníricas comúnmente acompañadas de alucinógenos... El tema de las drogas no se comprenderá hasta dejar de tratarlo como solo un tema legal o de emergencia social. No es un tema “moderno”: existe desde la mas profunda antigüedad, en la angustia del hombre caído tratando de mitigar la escisión, de saltar el muro que lo separa de la esfera Superior, tan bien descripto en la película Pink Floyd: The Wall.
(15) 2Cor. 4:4-6
(16)Religión, palabra que en su raíz significa “re-ligar”, algo que evidentemente fue necesario después.
(17) Ni júpiter olímpico, ni el César, ni Stalin, ni Wall Street, ni las leyes de ningún país. Nada es mayor que un ser humano. Casi todo el sufrimiento de la humanidad se esfumaría si viviéramos esto.

domingo, 1 de marzo de 2009

el rapto secreto

Estan apareciendo muchos videos sobre “el rapto de la iglesia” en internet. Me hicieron recordar otras épocas cuando yo pensaba así. Todavía recuerdo el miedo que me produjo a mis diez años la película “Como ladrón en la noche” con toda esa onda de succión extraterrestre y lamentos por doquier.
La teoría del rapto secreto, responde a una escuela teológica llamada (entre los protestantes) dispensacionalismo, muy difundida en Latinoamérica en toda la época de las dictaduras, y defendida por muchas iglesias fundamentalistas de EEUU.
No quisiera llenar este escrito con textos bíblicos que ponen en duda esta teoría, aunque sí ofrezco entrar luego en diálogo con aquellos que quieran sinceramente profundizar en el tema .

Tan solo comentar brevemente el extraño origen de esta llamada “sana doctrina”, y el porqué de su rotundo éxito:

En 1747 un sacerdote jesuita chileno llamado Manuel Lacunza comienza a escribir su libro “La venida del Mesías en Gloria y Majestad ” publicado en 1811, donde anuncia que hay tres venidas de Jesús: la segunda –secreta- para raptar a su iglesia y llevarla al cielo antes de la Tribulación y la tercera a reinar. Cito las fechas porque ni los apóstoles, ni la iglesia de los Hechos, ni el resto de la iglesia cristiana hasta esa fecha imaginaron jamás semejante teoría. (1)
Escribió solapadamente bajo el seudónimo de Juan Josaphat Ben Ezra, tal vez para hacer creer a los protestantes de que era un hebreo convertido. Hubo una segunda cuidadosa edición en Londres (año 1816) de 1500 ejemplares costeados por nuestro ilustre y cristiano General Manuel Belgrano. Luego, la propia Inquisición prohíbe el libro en 1824, pero ya comenzaba a ser popular entre los protestantes.
Fué traducido al inglés en 1827 por el pastor presbiteriano Eduard Irving. En esa época, en Escocia, una señorita llamada Margareth McDonald tuvo visiones de una nueva revelación: se trataba de lo mismo que había “descubierto” Lacunza.
Todo esto influyó en John Darby uno de los fundadores del movimiento protestante de “Los hermanos (libres)” que, reunidos en el castillo de Lady Powerscourt para estudiar la Palabra, llegaron a igual conclusión. Este hermano, de recia personalidad, esparció la teoría en Inglaterra y EEUU, donde Harry Ironside la impartió a dos personas claves: Clarence Larkin autor de los célebres dibujos sobre las dispensaciones; y C.I. Scofield cuya famosa Biblia Anotada propagó la idea hasta nuestros días.

Para que esta teoría “cierre” se fuerzan muchos pasajes y se llega a extrañas conclusiones: a) el Nuevo Pacto no es tan nuevo porque no reemplaza al viejo de la Ley b) la iglesia se salva distinto a los judíos que deberán sacrificar animales nuevamente c) se necesita un “gran paréntesis” de 2000 años entre la 69 y 70 semana de la profecía de Daniel, algo bastante difícil de sostener . d) esa extraña succión que nos aleja de la tierra y de su historia.

Todo lo anterior dicho con el merecido respeto por estos hermanos que aunque estén equivocados en algún punto, (todos nos equivocamos) amamos en el Señor .

Solo que esta teoría del rapto secreto, unida a la filosofía griega sostenida por los padres de la iglesia medieval; han desnaturalizado gravemente nuestra misión cristiana. Hoy tenemos una teología con trasfondo pesimista que toma de la filosofía griega el desprecio por el cuerpo, la tierra, la materia; y exalta el cielo y el espíritu. Lamentablemente los griegos metieron su “caballo de Troya”. Salvar “almas” y prepararlas para huir al cielo, se parece mucho a la herejía gnóstica( el cuerpo es de satanás y como todo lo que está en el mundo será destruído, debemos liberarnos de toda atadura física que aprisione al alma) tan de moda hoy día. Esta mentalidad nos influye en nuestra visión cristiana: no es lo mismo ser sal de la tierra, que bombero salvavidas.
Miremos esta declaración; “renunciemos a que el cuerpo nos traicione con su corrupción natural, conservémonos puros de toda mancha, hasta que Dios mismo venga a libertarnos”…parece la declaración de un pastor…¡pero es un escrito de Platón, citando a Sócrates!
Para los hebreos, nunca la persona era “un cuerpo mas un alma”, era un solo ser, integrado, un “ser viviente”.La palabra traducida al español como alma (psyché), significa en el idioma griego : “vida”, “persona” … pero significa en la filosofía griega : “un ente aparte, superior al cuerpo”. Como vemos, el idioma griego es hermoso, pero su ideología es anticristiana.
Para Jesús la muerte no fué su “liberación”; lo fué su resurrección a la vida, con su ser completo, con un cuerpo… si hasta comió pescado para que lo entendamos. El plan de Dios es para toda la creación. Nuestra misión no es salvar al individuo …no deberíamos “salvar almas” y encerrarnos a esperar el rapto, “…total el mundo está perdido y cuanto más pronto se pudra todo más pronto vendrá el Señor……” Es que el plan único de Dios es restaurar todo (Ef. 1:10) en su glorioso Reino! La restauración de todo lo que está en el cielo... y en la tierra: las personas, la naturaleza, la economía, el arte, etc. Jesucristo vino a deshacer las obras del diablo y a recuperar y reconstituir todo lo que se corrompió. Todo debe ser redimido porque todo tiene valor: no será destruído, sino restaurado.
El reino de Dios no está en un mundo distinto al nuestro, no está en el cielo, con Jesús oramos venga tu reino (y no llévanos a tu reino) nos espera más allá, en la misma dirección en que estamos marchando. Si leemos la Biblia de nuevo, sin anteojos platónicos, veremos que no hay ruptura ni saltos escatológicos , hay un paciente proceso, hay continuidad. La conversión del hombre va en la misma dirección que la conversión de todo lo demás.
Podemos citar un montón de versículos, pero en realidad es toda la Biblia la que habla de esto. Solo debemos releerla pidiéndole a Platón que no nos interrumpa.

Esta dicotomía marca nuestra forma de pensar y alienta estas extrañas ideas sobre una succión escapista. Recibiremos al Señor en el aire -claro que sí- pero porque vuelve a reinar. Lo estamos recibiendo!

Veamos un ejemplo ¿qué se enseña hoy en muchas igl.? que el Reino y el "Rey" Jesús son títulos espirituales,símbolos para vivir y disfrutar dentro de un templo, realidades preparadas para cuando escapemos de aquí, que no tienen contacto con nuestro tiempo y nuestra historia: cantamos “te coronamos Rey Jesús, digno eres de Gloria..” pero a pocos se le ocurre pensar que ahora son monárquicos , salimos del templo, prendemos la tele y seguimos creyendo en la democracia griega!! Nuestra vida está dividida entre lo sagrado y lo profano tal como lo quería Platón.

La iglesia tiene todo por hacer. Primero que nada salir del fatalismo griego posmoderno, de la inmovilidad. Segundo separar nuestra teología de toda tendencia escapista, del deseo de huir de aquí. Tenemos una base bíblica e histórica para ello, y un proyecto en construcción, que debemos vivir y anticipar, que es el Reino.
¿nos animamos?

---------------------
Notas:
(1) Hay quienes sostienen que Efraín el sirio (306-373dC.) y Victorino Obispo de Pettan (270-304dC.) escribieron sobre el rapto pretribulacional. Nada mas alejado de la realidad, solo basta estudiar sus escritos. Si alguien lo desea, puedo enviarle material sobre estos hermanos mártires que comprendieron muy bien que la iglesia es arrebatada para recibir al Señor en el aire en el mismo momento de su regreso en Gloria a la tierra.

domingo, 2 de marzo de 2008

EL EVANGELIO NEGADO

Supo que llegaba a destino. Aunque era extraño el paisaje enmarcado en la ventanilla, sus pensamientos no descifraban aquellos códigos visuales, estaba enfrascada en problemas mucho mayores.
Fue la memoria mecánica de la costumbre lo que la obligó a levantarse, pedir permiso y tocar el timbre. Esta vez fueron dos paradas pero recordaba ocasiones en las que su mirada fija y ausente habíale forzado a desandar buen trecho por barrios desconocidos y a medio desperezar, hasta la fábrica.
Pero la carga era doble. Sus ideas continuaban tensionadas y no iban a ceder. Lo sabía. La esperaba otro timbre, un reloj marcatargetas, saludos de rutina y la corporizaciòn de todos los pensamientos de aquella mañana. Por eso caminó torpemente la última cuadra hasta el mismo portón sucio de todos sus días laborales.

Las primeras horas pasaron casi como siempre. Y eso las hizo insoportables. Sabía que debería enfrentarlo, cruzarlo en algún momento. Decidió que tomaría la iniciativa: a media mañana, en el momento del café. Iría por su pocillo justo cuando el Sr. Martínez fuera por el suyo.
No sería difícil saber cuando encontrarlo pués delataba su presencia frente a la cafetera de un modo inconfundible: según ella ningún ser creado silvaría tangos con peor fortuna que él.
Poco le importaba a él: amaba el tango y era un buen bailarín. Tanto milonguear le había tonificado el cuerpo y caminaba con soltura a pesar de sus kilos de más.
Se lo diría. Las frases compuestas en el colectivo eran demasiado elaboradas y se notaría el trabajo previo; así que pensó otras, ensayó en voz baja asumiendo sin saberlo posturas tan graciosas, que un observador casual hubiera señalado como formas demasiado epilépticas de ser secretaria.

Era el momento. Del cuartito trasero escapaban olores a café y silvidos propios del eco sacrílego de cien catacumbas .El dos por cuatro era para ella un registro sin valor(1). Se puso de pie, inspiró el aire necesario y caminó en la dirección del tango que hoy tocaba en desgracia escuchar.
_ Café de mierda! Pptssh!!.. quién lo hizo tan negro?! Puta madre. Ah, Nancy. Perdoname el vocabulario. Buen día ¿no?
_ Señor Martínez.. yo quería decirle si ..
_ No, ya sé que vos no fuiste. Pero parece petróleo! Con el pucho y esto voy derecho al horno ja, ja ! ¿Te sentís mal Nancy? Se te pálida ¿terminaste el balance?
_ Sí Señor. Yo quería invitarlo a..
_ ¡Che, García! Seguro fuiste vos. Como se vé que no pagás el café ¿eh? ...Nancy vos no tomés mucho. ¿Querés un geniol?
_ No. Me siento bien, yo
_ Después me traés el balance, eh?
No hubo oportunidad de réplica. Se alejaba hacia su oficina silbando y maldiciendo el café que derramaba: unas gotas salpicaron el crucifijo que colgaba de su cuello en una hermosa cadena de oro. Rara vez prefería una corbata a ese cristo labrado que le regalara su madre en la primera comunión.

Llenó el pocillo y volvió a su lugar. Además de pálida se sentía rara: su felicidad tan evidente de los domingos se tornaba extraña de lunes a viernes. No solo era distinta la gente sino que parecíale necesitar de otro lenguaje, otros códigos para relacionarse. Se sentó. Ahí estaba la targeta de invitación que había olvidado: POR LA PRESENTE INVITAMOS A UD. Y FAMILIA A ... comprendió que no tenía sentido leerla por decimoquinta vez.
¿Qué había fallado? Rememoró los "5 puntos elementales" que su pastor recomendara para el éxito en la invitación.
-orar
-esperar el momento adecuado
-invitar con anticipación
-recordarle la invitación
-acompañarlo
Las mejores técnicas de márketing sobre como hacer morder el anzuelo estaban reunidas allí. Además no podía no hacer lo que el pastor hacía tan simple. Hacer evangelismo se reducía a lograr que alguien, del mundo, vaya a, para convencerlo de.
Había hecho una oración especial por lluvia (Martínez jugaba al golf los domingos), por lo que -concluyó- el error estaba en el segundo punto.
Su café ya estaba frío.

_ Hola Nancy! Cómo andubo tu finde? Movidito ?
Era Sabrina, su compañera de oficina y -según ella- su cruz. Muchas conversaciones entre ambas consistían en una primer pregunta dobleintencionada o sincera sobre sexo, salidas, etc. a lo que Nancy contestaba alternando entre cuatro frases: claro que sí, porque no, no puedo, porque Dios lo dice.
Nunca le enseñaron motivos positivos por los cuales ser lo que quería ser; así que su religiosidad consistía más en alejarse de realidades impuras que en instaurar otras mejores. La única vez que lo contó a su lider, aprendió tres o cuatro salmos, que debía soportar la burla y el desprecio y a pensar en la recompensa del Señor.
Decidió que dejaría una invitación en la mesada del baño -como olvidada por descuido- y luego oraría para que Sabrina sintiera ganas de... en fin, que fuera allí y la leyera. No quería invitarla personalmente para no tener que soportar otra andanada inquisitoria sobre lo hecho el fin de semana.

Sonó el intercomunicador, era Martínez:
_ Nancy. Traeme el balance por favor.
_Sí, enseguida.
Era la oportunidad del cielo. Y esta vez no olvidaría la invitación .. ni el balance .. ni los nervios.
_ Permiso, Sr. ..
_ Sí, pasá... ¿ya está listo?
En ese momento comprendió todo. Martínez apenas la había mirado pero su intuición femenina captó el mensaje de esos ojos evasivos. Entendió que él lo sospechaba todo. Era evidente. Actuaba tan extrañamente como ella. En realidad no era la primera vez que el aire se enrarecía. Recordó cuando la había encontrado leyendo la Biblia en el descanso del almuerzo. Nunca supo que sintió verguenza y que él lo había notado. Ella debería ...
_... ...no me escuchás? Nancy te estoy hablando .. ah, pensabas en algo?
_ Ah, sí, el balance. Acá está.
_ Bien. Querías decirme algo Nancy?
_ Sí. Yo, bueno quería invitarlo a mi iglesia para el domingo que viene. Es una ocación especial, sabe? Vienen dos bailarines del teatro Colón y yo pensé que a ud. le gustaría verlos actuar...

Temblaba y sentía calor. Estaba haciendo un esfuerzo realmente enorme. Pensó de pronto que nunca le había interesado promover la cultura. Que sólo lo hacía porque el pastor... los cinco puntos...

Notas:
(1)Las buenas nuevas no alcanzan a las cosas, a los elementos de la cultura: no hay que redimir al tango sinó simplemente ignorarlo. Es simple. Porque lo opuesto demandaría un cambio de paradigma teológico que pocos están dispuestos a asumir: que Cristo viene a reunir y redimir todas las cosas, incluída las expresiones culturales, demandaría ante todo, amar al punto de conocer e involucrarse. Rescatar y valorizar la prosa tanguera con mensaje profético, con principios cristianos -que los hay y muchos- aprovechar su lenguaje lunfardo crudo y directo, enriquecerlo con una estética y una impronta que incluya la esperanza, la conversión progresiva y transformación de las situaciones narradas, para no quedar sólo con el fatalismo y la angustia discepolana. Rescatar el apego del tango por los códigos de identidad, por lo familiar, por los valores; con ese baile atrevido que no se negocia. Rescatar su valentía descarnada en la denuncia de situaciones de injusticia social, y esa nostalgia que clama por recuperar lo perdido. ¡qué grande puede ser el tango redimido!
Será conveniente aclarar que se habla de tango porque el personaje del relato es tanguero. En lo personal, mi preferencia musical es otra. Pero no puedo ignorar que el llamado del Reino es católico en el mejor sentido de la palabra: lo alcanza y abraza todo.

sábado, 2 de febrero de 2008

ARTE, CULTURA Y CRISTIANISMO

Hace muchos años, junto a compañeros de estudio en un Profesorado organizamos una Muestra de Arte Contemporáneo en la Ciudad de Bernal: cine, teatro, pintura, escultura, etc.
La noche previa éramos más de 15 personas recibiendo en custodia y guardando las obras que debían exponerse luego. Todo fué según lo planeado, salvo con una bella escultura en arcilla de 20 x 30 cm.: se cayó accidentalmente cuando una colaboradora intentaba acomodarla y protegerla en una estantería.
Vinieron desesperadamente a buscarme con los tres pedazos en la mano. Creo que nunca me tocó ser responsable de algo tan doloroso... decidí que debíamos afrontar cuanto antes la terrible realidad de llevarle la obra a su autora.
Llegamos a su casa y bajamos la escultura en una bolsa de plastico... apenas nos vió comprendió todo. No hicieron falta palabras ni tampoco las teníamos. Lo poco que balbucié pidiendo perdón no alcanzaba, así que dejé de intentar hablar. Si ella hubiera querido agredirme o demandarme lo hubiera aceptado sin más. Pero en ella no había odio; sólo amor y dolor por su obra.
Los sentimientos bullían por dentro: el dolor que nosotros sentíamos no era nada comparado con el que ella sentía. Al ver su rostro, quebrado como su obra, nuestro dolor aprendió una profundidad inexplicable.

De regreso a la muestra, manejando por la calles de Bernal con los ojos en lágrimas, algo cambió dentro mío. La imagen borrosa y húmeda que mi vista registraba era testigo mudo de una nueva manera de ver. Aprendí más sobre arte en ese episodio que en todas las galerías que visité.
La relación del creador con su obra, el vínculo misterioso que se cocina y entreteje en ambos... la impronta personal y amorosa que el autor dona y transfiere en forma indeclinable a su hechura, .. hasta darle vida propia.

Comprendí algunos pasajes -hasta ese momento oscuros- de Isaías hacerca de la ira de Dios. El dolor y la bronca santa que él siente al ver su creación en pedazos, su tierra y su hombre quebrados. Entendí palabras claves conque la Biblia tipifica lo que Dios desea realizar con la naturaleza, el cosmos y el ser humano: restaurar, juntar, restablecer, restituir, reunir nuevamente, etc.

Durante siglos muchos cristianos tuvimos la imagen de un Dios frío, distante de nuestra condición pecaminosa, ascéptico, capaz de abandonar a su Hijo en la cruz porque cargaba con todos nuestros pecados. El Dios del garrote implacable, tan afín a una moral capitalista necesitada de disciplinar a su público. Y creímos que eso era la ira de Dios. Esa patraña teológica derivó en una religión igualmente fría; una iglesia en reclusión y en "huída" del mundo y sus cosas, porque justamente este mundo es "mundano", imperfecto, cargado de pecado. Solo se puede salvar "el alma" de la gente.Las cosas "del mundo": el arte, la ciencia, la cultura; las ideas y expresiones del hombre sufren muchas veces la hoguera de nuestro santo oficio.
Necesitamos ahora una experiencia con el Creador. El está presente y su dolor es proactivo; su ira santa no es con el hombre sino con el pecado del hombre. El ama realmente, al hombre y su obra. Su hombre porta su Imagen a pesar de todo.
La ira no es destructiva ni castradora, es positiva y motoriza su amor. El desea restaurar todo lo que decayó; para eso nos tiene a nosotros.
A menos que entendamos esto, la iglesia no retomará las banderas caídas de Libertad, Justicia social, Ecología, Arte bello, Vida armónica, y serena certidumbre de Gloria; que alguna vez supo llevar a la cultura de su tiempo.
                               Vitral en la Universidad de Yale, EEUU.
Debemos salir de la religión del no, que solo usa las expresiones del arte y la cultura como medios, como instrumentos de proselitismo y captación de voluntades; y no como campo de trabajo y militancia cristiana, como otro aspecto de la creación que debe ser redimida .
Deberíamos tomar la mentalidad de Reino donde todo está por hacer, donde todo debe ser restaurado a su real condición. Recuperar una estética y un lenguaje creativo que den cuenta de éste Dios y de ésta su creación. Un arte de impronta teologal: exaltar el brillo, la gloria que hay detrás de las cosas, y que el ser humano perdió la capacidad de ver.
El plan -sumamente costoso- con que Dios salva al hombre; no es producto de su horror al pecado, sino AMOR POR SU OBRA.

domingo, 14 de octubre de 2007

QUE ES EL EVANGELIO

Hace algunos años presidí un taller sobre este tema, en una histórica iglesia de Buenos Aires. Los asistentes eran todos miembros activos de dicha iglesia.
Primero les pregunté qué era el evangelio -según ellos-, y anotamos las respuestas. Luego los dividí en ocho grupos pequeños con la siguiente consigna: investigar en el libro de Hechos ,cuál era el contenido del mensaje dado por los apóstoles? cuál era la "buena noticia" que predicaban?
Debían buscar en todos los pasajes donde ellos hablaron en público (1) y resumir en una frase que relacionara todos los pasajes y sintetizara la respuesta de cada grupo.

El resultado fué el siguiente:
1º) El Reino de Dios
2º) Arrepentimiento de pecados y bautismo
3º) la obra de Jesús
4º) El Señor como Juez. La salud, en el sentido de sanidad global de todas las cosas creadas
5º) Jesús como "el Cristo". Que El es el Rey.
6º)arrepentimiento y bautismo del E.S.
7º) el Reino de Dios
8º) Jesús que muere, resucita y es Juez: un día juzgará, cuando sea mostrado su Reino.

Les pedí que subrayaran la palabra que mas sobresalía en las respuestas. Todos anotaron: REINO.
Se dieron cuenta que esta palabra no guardaba relación con las palabras clave de las respuestas que ellos habían dado al principio: salvación, fé, perdón de pecados, etc.
Como notaba las caras de asombro sobre lo que habían encontrado, les pregunté si este "evangelio" de la primera iglesia guardaba correspondencia con las buenas nuevas anunciadas por Jesús personalmente. Buscaron en los cuatro evangelios y encontraron cosas como éstas:
a) Hch. 1:3 remite a Lucas 4:43 .."debo anunciar las buenas nuevas del Reino de Dios, porque para esto he sido enviado".
b)Hch. 2:17-21 remite a Lucas 4:18-19 .."el espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres...libertad a los cautivos,..poner en libertad a los oprimidos..".
c)Marcos 1:14-15 "el tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios se ha acercado; arrepentíos y creed en el evangelio".

Luego les pregunté si este evangelio hoy encontrado guardaba relación con las "predicaciones" de nuestras iglesias, y con sus propias ideas acerca del tema. Les pedí que contrastaran lo que la Biblia decía con lo que ellos habían opinado al comienzo. Porque todo parecía indicar que el evangelio es mucho más que la salvación personal de los individuos y la membresía en una iglesia; que existe un proyecto de País, de Reino: un gobierno, una naturaleza y una multitud de gente, todo en armonía con Dios. Que dicho proyecto debía ser anunciado y vivido como lo hacían Jesús, sus apóstoles y los primeros cristianos. Les pregunté si no era hora de averiguar qué era eso del Reino de Dios, del Juez, del Rey ungido, de la salud de todas las cosas...

Pasaron los días y pocos, muy pocos asimilaron lo que habían encontrado en sus propias biblias.
Cuando se anuncia el Reino, se notan muchas caras de extrañeza. ¿porqué será? Igualmente, una semilla fué plantada.

fandelrey
------------------------------------------------------
Citas:
Hechos 2:29-38; 3:12-26; 4:8-12; 9:20-22; 10:42-43; 17:30-31,V.7; 13:32-39; 19:8; 20:21,24-25; 28:23y31.